METEORITO CAE EN LA CAMA DE MUJER CANADIENSE, MIENTRAS DORMÍA

Vancouver.- La noche del 3 de octubre, Ruth Hamilton se despertó sobresaltada. Su perro ladraba y ella había escuchado algo parecido a una explosión. Cuando encendió la luz vio en su cama, al lado de su almohada, un objeto raro. Arriba, en el techo, había un hueco. Desconcertada, Hamilton llamó a urgencias.

La conversación telefónica fue bizarra, porque ella no sabía cómo explicar lo que había pasado en su casa, localizada en la provincia canadiense de Columbia Británica. “¡Dios mío, hay una roca en mi cama”!, alcanzó a exclamar la mujer, de 66 años.

Se trataba, como ella sabría después, de un meteorito del tamaño de un puño que había impactado en su casa, roto el techo y estrellado en su cama sin hacerle ningún daño. Una forma particular de despertarse a mitad de la noche. “Estás dormida en tu cama y de repente te puede matar un meteorito”, ha dicho Hamilton a la televisora canadiense CBC.

El hecho sucedió en Golden, una apacible ciudad de 3.700 habitantes localizada a unos 400 kilómetros al este de Vancouver, que ha pasado a convertirse en una celebridad mundial debido al meteorito que interrumpió el sueño de la que ahora es su ilustre vecina.

Medios locales informan que varios habitantes de la localidad, despiertos a las 11:30 de esa noche, vieron una bola de fuego cruzar el cielo de Golden sin imaginarse que la roca aterrizaría en la almohada de Hamilton.

“Parece surrealista”, ha dicho la mujer al diario estadounidense The New York Times. “Sí, todavía hay un agujero en mi techo. Sí, eso sucedió”, ha afirmado.

El mismo periódico informa que los meteoritos impactan en nuestro planeta todos los días, aunque no es común que aterricen en la cama de los humanos.

Según el Times, muchas de estas rocas extraterrestres se han vendido por Internet y la casa de subastas Christie’s puso en venta varios de ellos en febrero, recaudando más de 4 millones de dólares.

Maravillados por el relato de Hamilton, varios expertos de la Universidad del Oeste de Ontario investigaron lo ocurrido en Golden y determinaron que se trata de un meteorito.

Han informado a la prensa que la piedra que despertó a Hamilton no fue la única que cayó esa noche en la localidad: otra impactó en un campo cerca de Calgary, a un par de kilómetros de la casa de Hamilton, despertando la curiosidad de una comunidad que no está acostumbrada a tenor los focos enfrente y menos que una de sus vecinas se pudiera despertar en medio de la noche con un meteorito en su almohada.

Vía: El País

 

(Visited 62 times, 1 visits today)
Comments
Loading...