• octubre 3, 2022 8:27 am

Londres.– Aunque nació como princesa, la reina Isabel no estaba originalmente en línea directa de sucesión para ser monarca. De joven no esperaba sentarse en el trono y mucho menos gobernar durante 70 años.

Este jueves Isabel II de Inglaterra murió a los 96 años de edad en el castillo de Balmoral, en Escocia, rodeada de la familia real, en particular su hijo Carlos, quien es originalmente el sucesor al trono.

Isabel gobernó durante más tiempo que cualquier otro monarca de la historia británica, convirtiéndose en una figura muy querida y respetada en todo el mundo.

Si su tío Eduardo VIII no hubiera abdicado para casarse con la estadounidense Wallis Simpson en 1936, su hermano menor Jorge -el padre de Isabel- no habría sido coronado rey, convirtiendo así a la joven princesa en la heredera del trono.

Isabel nació el 21 de abril de 1926 en Londres, Inglaterra. Su nombre de nacimiento fue Elizabeth Alexandra Mary, los cuales le pusieron por su madre (Elizabeth), su bisabuela paterna (reina Alexandra) y abuela paterna (la reina María). Sus padres fueron el rey Jorge VI y la reina Isabel.

Se casó el 20 de noviembre con el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, con quien tuvo cuatro hijos: Eduardo, conde de Wessex; Andrés, duque de York; Ana, princesa real; y Carlos, príncipe de Gales.

La reina Isabel ascendió al trono el 6 de febrero de 1952 luego de que el rey Jorge VI muriera de cáncer de pulmón. Aunque cabe destacar que no fue nombrada heredera natural al trono cuando su tío, el rey Eduardo VII, abdicó, porque existía la posibilidad de un heredero hombre.

Fue el 11 de abril que decretó que ella y sus descendientes seguirían usando el apellido Windsor, adoptado por primera vez por la familia real británica durante la Primera Guerra Mundial.

Su título oficial desde el 26 de marzo de 1953 es: Isabel II, por la Gracia de Dios, del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Reina de sus otros Reinos y Territorios, Jefa de la Mancomunidad de Naciones y Defensora de la Fe.

Fue la sexta mujer en ascender al trono británico y la monarca que más tiempo reinó. En 2015 rompió el récord que tenía su tatarabuela, la reina Victoria, quien duró en el trono 63 años y siete meses.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Loading...